Los Golden State Warriors vencieron por 125-101 a los Minnesota Timberwolves y sumaron su quinto triunfo consecutivo que ya les sitúa con un balance de 9-3 a su favor.

Los actuales campeones de la NBA, que jugaron sin Kevin Durant por lesión, estuvieron liderados en la faceta ofensiva por el escolta Klay Thompson, aportó 28 puntos (6/12 t3), y el base Stephen Curry que terminó el partido cerca del triple-doble: 22 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias.

El encuentro estuvo igualado hasta el descanso, pero entonces los Warriors decidieron pisar el acelerador a nivel ofensivo y completaron un tercer cuarto espectacular: 44 puntos que fueron definitivos para el devenir del encuentro.

Los Timberwolves, que sólo plantaron cara a los campeones hasta el descanso, tuvieron en Andrew Wiggins, 17 puntos, y en el pivot dominicano Karl Anthony Towns, doble-doble de 16 puntos y 12 rebotes, a sus mejores jugadores.

 

Fuente: Marca